jueves, 31 de mayo de 2012

Tus labios tienen el control.

Amor mío, si estoy debajo del vaivén de tus piernas, si estoy hundido en un vaivén de caderas, esto es el cielo. Es mi cielo.
Amor fugado, me tomas, me dejas, me escribes y me tiras a un lado. Me tienes como un perro a tus pies.
Amor mutante, amigos con derecho y sin derecho de tenerte siempre. Siempre tengo que esperar paciente el pedazo que me toca de ti.
Mi boca en llamas torturada, te desnudas angelada y luego te vas.
Otra vez mi boca insensata vuelve a caer en tu piel. Vuelve a mí tu boca y provoca.
Otra vez mi boca insensata vuelve a caer en tu piel de miel. Vuelve a mí tu boca, duele.
Vuelvo a caer de tus pechos a tu par de pies.
Labios compartidos, labios divididos. Yo no puedo compartir tus labios, que comparto el engaño, mis días y el dolor.
Que me parta un rayo, que me entierre el olvido, pero no puedo más: compartir tus labios, compartir tus besos...
Te amo con toda mi fe, sin medida. Te amo aunque estés compartida. Tus labios tienen el control.
Escucha esta canción en Youtube haciendo click aquí.

miércoles, 30 de mayo de 2012

Lo importante es lo que hagamos, no lo que hicimos.

Pasa la vida, no sabemos dónde vamos pero estamos. Pasa la vida, lo que importa es lo que hagamos, no lo que hicimos. Que lo que hagamos vuele sin amos. Fue que dijimos ¡coño! Nos anestesiamos, fumamos de memoria contra la monotonía del día a día. Todos los días nos escapamos, ¿de qué sino del tiempo? ¿De quién, sino del llanto? Pero este miedo tiene su encanto... Pasa la muerte por delante y me saluda para que no me quepa ya ninguna duda. Huyo del castigo porque sé que llevo dentro un enemigo y ciego, sin vértigo, mi sueño persigo. Los males colaterales hieren a los amigos, aquí nos sobran los motivos para seguir unidos. Con la maldad de un Dios, con la bondad de un diablo y la impresión de sólo yo saber de qué coño hablo. Hablo de que por mi parte ya hace años que estoy muerto, lo descubrí y desde entonces me divierto. Hierba y vino a las blancas por un beso femenino, ¿tú con qué levantas tu ánimo, vecino? Yo con mis canciones, compañeras de fatigas, necesario es que me sigas. No hace falta que te diga que el 90% de tu madre eres tú, pero si vas a matarte o a dañarte chico, esos “suquis” que te dan, sí, son para alarmarte, pero no somos nada ¿verdad? Y siempre es tarde.
Escucha esta canción completa en Youtube haciendo click aquí.

martes, 29 de mayo de 2012

Que ser valiente no salga tan caro.

 Que el maquillaje no apague tu risa,
que el equipaje no lastre tus alas,
que el calendario no venga con prisas,
que el diccionario detenga las balas.

Que las persianas corrijan la aurora,
que gane el “quiero” la guerra del “puedo”,
que los que esperan no cuenten las horas,
que los que matan se mueran de miedo.

Que el fin del mundo te pille bailando,
que el escenario me tiña las canas,
que nunca sepas ni cómo ni cuándo,
ni ciento volando, ni ayer ni mañana.

Que las verdades no tengan complejos,
que las mentiras parezcan mentira,
que no te den la razón los espejos,
que te aproveche mirar lo que miras.

Que no se ocupe de ti el desamparo,
que cada cena sea tu última cena,
que ser valiente no salga tan caro,
que ser cobarde no valga la pena.

Que no te compren por menos de nada,
que no te vendan amor sin espinas,
que no te duerman con cuentos de hadas,
que no te cierren el bar de la esquina.

Que el corazón no se pase de moda,
que los otoños te doren la piel,
que cada noche sea noche de bodas,
que no se ponga la luna de miel.

Que todas las noches sean noches de boda,
que todas las lunas sean lunas de miel.


Escucha esta canción en Youtube.

Te mostré pedazos de piel que la luz del sol no toca.

Hoy estás tan extraño, duro como una roca. Si te mostré pedazos de piel que la luz del sol aún no toca y tanto lunares que ni yo misma conocía, te mostré mi fuerza bruta, mi talón de Aquiles, mi poesía. ¿Qué harás? Sólo una historia más. ¿Qué haré si no te vuelvo a ver? No dejes el barco antes de que zarpemos hacia una isla desierta y después, ya veremos. ¿Si me ves desarmada por qué lanzas tus misiles? Si ya conoces mis puntos cardinales, los más sensibles y sutiles. ¿Qué harás? La vida te dirá. ¿Qué haré si no te vuelvo a ver? Si desde el día en que no estás vi la noche llegar mucho antes de las seis... Mucho antes.
Escucha esta canción en Youtube.

lunes, 28 de mayo de 2012

Escenas.

Me hubiese gustado escribirte esta canción cuando aún tenía sentido, cuando aún podíamos hablar del futuro y tú querías estar conmigo. Me hubiese gustado decirte entonces que no sé vivir sin ti, pero entonces era pronto y ahora es tarde, y yo aún no lo sabía...
Y ahora que ya es tarde y que ya todo está perdido, dudo que tú estés arrepentido. Y ahora que mi mundo ya se ha hundido, deja que suelte aquello que me ha herido y así voy andando hacia el olvido, tropiezo con tu abrigo y retrocedo en mi camino.
Y voy andando hacia el olvido, luchando con recuerdos que quieren seguir conmigo. Pongamos que vuelvo atrás en el tiempo, que estoy ausente en aquel coche mirando por la ventana. Recuerda que entonces dijiste “¿qué pasa? Si vamos a estar así, cojo el coche y te llevo a casa”.
¡Que no! Cambiemos la historia, pongamos que entonces ya sabía lo que ahora ya sé con certeza. Sigamos entonces, giro la cabeza y te digo que no pasa nada, que para ir al cine prefiero ir a tu casa. Allá donde tú elijas, quizás en la cocina y mientras tú te haces un café te cojo del brazo, te giro, te abrazo y te digo: “cariño, no quiero que se acabe este cuento. No quiero acabar escribiendo canciones teniendo que cambiar la historia”.
Podría hacer que las cosas sigan su curso, que el tiempo se encargara del olvido. Y en vez de dejarlo pasar, aquí estoy escribiendo canciones sin ningún sentido. Me he imaginado esta escena de tantas y tantas maneras... pero la mejor acababa en tu cama, mientras tu café se enfriaba.

¿Qué harías si tuvieras todo el tiempo de este mundo?

No está demostrado que yo tenga que morir, simplemente apalabrado y Dios -con perdón- tiene un extraño sentido del humor.
No está demostrado que el sol se quede fijo ahí y que la luna y las estrellas vayan a estar para que tú las puedas mirar.
A mí me gustaría que vivamos para siempre y que seamos jóvenes eternamente.
¿Qué haría si tuvieras todo el tiempo de este mundo y no importara ni el pasado ni el futuro?
Si tú quisieras vivir conmigo para siempre, entonces tú serías diferente del resto de la gente. Si me siento derrotado, tú me haces más fuerte.
Y yo, que no puedo estar sin ti, no he encontrado la manera de que no tengas que morir.
Si te quedas quieta ahí, yo te grabo en mi cabeza cuando no paras de reír.
¿Qué harías si tuvieras todo el tiempo de este mundo y no hubiera que cambiar nada del tuyo?
Si tú quisieras vivir... Conmigo, para siempre.
Escucha esta canción en Youtube.

domingo, 27 de mayo de 2012

¿Por qué es tan difícil sentir lo que siento?

A veces me elevo, doy mil volteretas. A veces me encierro tras puertas abiertas. A veces te cuento porqué este silencio y es que a veces soy tuyo y a veces del viento. A veces, mi vida, te juro que pienso “¿por qué es tan difícil sentir lo que siento?”. A veces te miro y a veces te dejas, a veces te juro de veras que siento no darte la vida entera, darte sólo estos momentos. ¿Por qué es tan difícil vivir, sólo es eso? Hay cosas muy tuyas que yo no comprendo y hay cosas muy mías, pero es que yo no las veo. No entiendo mi vida, se encienden los versos, que a oscuras te puedo. No enciendas las luces que tengo desnudos el alma y el cuerpo. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser, cuando nadie me ve yo pienso en ella también, cuando nadie me ve no me limita la piel. Y es que a veces soy tuyo y a veces del viento, y a veces del tiempo...
Escucha esta canción en Youtube haciendo click aquí.

Aquí mismo, contigo, como ahora.

Podría quedarme despierto sólo para oírte respirar, verte sonreír mientras duermes mientras sueñas a lo lejos.
Podría pasar toda mi vida en esta entrega, perderme para siempre en este momento porque cada momento que paso contigo es un tesoro.
Pero no quiero cerrar los ojos porque no quiero echarte de menos, no quiero echar de menos ni una sola cosa.
Porque aunque soñara contigo, ni el sueño más dulce te alcanzaría. Te echaría de menos igualmente y no quiero echar de menos ni una sola cosa.
Acostado cerca de ti, siento latir tu corazón y me pregunto qué estás soñando. Me pregunto si será conmigo.
Después, te beso en los ojos y le doy las gracias a Dios porque estemos juntos. Sólo quiero permanecer en este momento para siempre.
No quiero extrañar ni un beso, ni una sonrisa. Sólo quiero estar contigo. Aquí mismo, contigo, como ahora.
Sólo quiero tenerte cerca, sentir tu corazón cerca del mío, y permanecer en este momento por el resto de mi vida.